Transforma tu bici normal en eléctrica

Hemos empezado a trabajar con la gente de Ebik75 para montar sus kits eléctricos en bicis convencionales: transformaciones de bici normal a bici eléctrica. Algo que no estaba hasta ahora muy conseguido. Tras probar muchos de los que hay en el mercado, los únicos que nos han convencido de verdad son los de Ebike75: son fiables, duraderos, sencillos de instalar, versátiles (se puede instalar en casi cualquier bici) y la sensación que producen en la conducción es muy agradable.

Hemos preparado la primera de las bicicletas, una de prueba, para que cualquiera pueda acercarse a la tienda de Las Tablas y probar cómo queda una bici “electrificada”, es decir, una bici que antes no era eléctrica y ahora sí.

El precio es tremendamente económico, pero es en lo último en lo que nos hemos fijado. Primero, como siempre, las cosas bien hechas, y luego, que cuesten lo que sea necesario.

          Estas son algunas de las fotografías del proceso.

Abriendo el kit eléctrico para montarlo en la bici

Abriendo el kit eléctrico para montarlo en la bici

La rueda delantera incluye el motor

El kit incluye la rueda delantera, donde está insertado el motor

El display que instalaremos en el manillar

El display que instalaremos en el manillar

Detalle de la rueda delantera con motor

Detalle de la rueda delantera con motor

Cambiamos las manetas originales por las que cortan el motor

Cambiamos las manetas originales por las que cortan el motor cuando las aacionamos. 

El display ya está instalado en el manillar

El display ya está instalado en el manillar

El disco imantado será el encargado de mandar la señal al motor cuando pedaleamos

El disco imantado será el encargado de mandar la señal al motor cuando pedaleamos

Desmontamos los platos e insertamos el disco imantado y el lector

Desmontamos los platos e insertamos el disco imantado y el lector, un sistema parecido al de los cuenta kilómetros

Insertamos la batería y el controlador bajo el sillín

Insertamos la batería y el controlador bajo el sillín

Ajustamos el cable

Ajustamos el cable

Bicicleta convertida a eléctrica

Y hemos terminado. Hemos convertido una bicicleta normal en una bicicleta eléctrica, capaz de llevarnos donde queramos sin esfuerzo alguno.

Hay que recordar que, una vez hecho este proceso, tardaremos menos de 3 minutos en poner nuestra rueda anterior y quitar la batería para dejar la bicicleta tal y como la teníamos antes de la conversión, sin exceso alguno de peso, es decir, que si queremos salir a pasear con nuestra bici y estamos seguros de que NO necesitaremos el kit eléctric en ningún momento (quizá porque no queremos sacarles ventaja a nuestros acompañantes 😉 ) no tardaremos más de 3 minutos en cambair la rueda eléctrica por la rueda antigua y quitar la batería. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *